En un post anterior les platicaba sobre los mitos de los métodos anticonceptivos y mi experiencia con ellos. Ahorita tengo casi 4 meses de embarazo, y la verdad, aunque muchos me dijeron que iba a batallar para embarazarme por usar métodos anticonceptivos tanto tiempo, no nos pasó. Todos esos mitos que les mencionaba no existen, cada cuerpo es diferente, cada uno reacciona de una forma diferente y es súper importante que tengamos una planificación familiar para recibir a nuestros hijos en un ambiente lleno de luz y de amor.

En este post les quiero hablar un poco más sobre MIRENA, un método anticonceptivo altamente confiable, que aporta grandes beneficios a la mujer. Uno de ellos es que es comparable con la esterilización femenina pero reversible, y además es súper fácil de ponerse, no necesita hospitalización y, a diferencia de las pastillas, no tienen que pensar en tomárselas o tener miedo si se les olvida tomar alguna. Simplemente se lo ponen y su efecto dura 5 años.

Mirena no produce hormonas, pero es considerado un método hormonal porque actúa de 3 diferentes formas:

  • Hace más espeso el moco cervical.
  • Inhibe la movilidad y función de los espermatozoides dentro del útero y las trompas de Falopio.
  • En algunas mujeres inhibe la ovulación.

Otro de los beneficios de Mirena es que reduce en más del 80% la pérdida sanguínea menstrual en mujeres con menorragia (hemorragia anormalmente intensa o prologada durante la menstruación), y hace que los periodos menstruales sean menos dolorosos y menos intensos. Y además previene la hiperplasia endometrial.

En las mujeres de edad fértil, Mirena debe insertarse dentro de los 7 días siguientes al inicio de la menstruación, además puede ser insertado inmediatamente después de un aborto espontáneo durante el primer trimestre. Sin embargo, la inserción postparto puede realizarse dentro de las primeras 48 hrs y después de las 4-6 semanas del parto, antes no es recomendable ya que el útero no ha evolucionado perfectamente.

Ojo, Mirena sólo puede ser puesto por un especialista y les deben realizar un examen físico y determinar la posición del útero antes de ponérselos, y acudir a revisión de 4 a 12 semanas después de la inserción y ya después cada año.

Si lo están usando y se quieren embarazar, no pasa nada, los efectos de Mirena son reversibles, la función ovárica cíclica se restablece en tu siguiente ciclo, es decir, se pueden embarazar sin ningún problema, incluso si aún no pasan los 5 años, en el momento que quieran se lo pueden retirar y comenzar a buscar ese bebé tan deseado.

Como pueden ver, MIRENA, nos ofrece varios beneficios, acérquense a sus doctores y pregunten si es la opción para ustedes, de verdad no tengan miedo y busquen la planificación familiar.