rsz_120

Fotos de Gerardo Tinoco

“Queríamos ser algo que se nos olvidó ser algo.”

Hace tiempo les hablaba de la ansiedad y todo lo que nos provoca. Este año la verdad fue un poco difícil para mi porque empecé varios proyectos que sin duda me han traído cosas increíbles pero a veces me dejo llevar por lo tengo que hacer que pierdo el sentido de lo que quiero hacer. No sé si han escuchado cuando la gente dice “recuerda por qué empezaste,” pues este año tuve que recordármelo muchas veces. Entre tanto que tenía que hacer y mi estrés de ser una persona súper aprehensiva me dejé llevar y dejé de disfrutar lo que más me gustaba. Dejé de tomarle sentido a lo que una vez comencé por hobby, dejó de hacerme feliz por un tiempo y creo que esto nos pasa también en la vida diaria. La rutina es la peor enemiga, nos va llevando tan fuerte con la corriente que nos olvidamos de nosotros mismos y de lo que realmente es o debería ser importante.

Entre tanto que tenía que hacer y mi estrés de ser una persona súper aprehensiva me dejé llevar y dejé de disfrutar lo que más me gustaba. Dejé de tomarle sentido a lo que una vez comencé por hobby, dejó de hacerme feliz por un tiempo y creo que esto nos pasa también en la vida diaria. La rutina es la peor enemiga, nos va llevando tan fuerte con la corriente que nos olvidamos de nosotros mismos y de lo que realmente es o debería ser importante.

Nos dejamos llevar por lo que pensamos requiere toda nuestra atención cuando hay cosas que valen la pena disfrutar. Yo sé que es difícil y que desafortunadamente necesitamos del trabajo para sobrevivir y para poder llevar la vida que queremos, pero también el querer tanto y “tener que tener” nos hace perder la cabeza sobre lo que es importante en esta vida, como la familia, los amigos, las experiencias, los momentos, etc. Y créanme, estoy segura que si mi esposo lee esto se sacará de onda porque soy todo lo contrario a lo que estoy escribiendo o tratando de inspirar. Y no quiere decir que sea materialista, no, porque no lo soy, pero sí me dejo llevar por lo que supuestamente necesito que dejo de ver más allá de los detalles que hacen de esta vida una vida que valga la alegría vivir. Es como una frase que dice que vivir es todo un arte porque muchas personas sólo existen. Y hay días que sólo estamos existiendo en esta vida en lugar de vivirla.

Es verdad, el “tener que hacer” nos hace perder nuestro rumbo, nos hace desgastarnos de una manera que dejamos de disfrutar la vida. Sé que tenemos responsabilidades y deberes y no podemos vivir por ahí dejándolas a un lado, pero sí podemos decidir qué tanto ese tener nos controla, qué tanto realmente es tener y qué tanto es querer, suena confuso pero simplemente piensen así: el balance es lo más importante en la vida; balance en todo, en nuestro trabajo, en nuestros hobbies, en nuestra familia, en nuestros amigos, nuestro tiempo libre, porque de todo esto necesitamos y no podemos ni debemos sólo enfocarnos en una cosa.

¿Cómo se sienten este viernes? Yo hoy me siento un poco nerviosa, porque no he sabido encontrar mi balance entre lo que necesito hacer, tengo que hacer y quiero hacer. Por eso creo que es importante de pronto tomarnos un tiempo, alejarnos tantito de todo y reencontrarnos, reconocer quiénes somos de nuevo porque conforme avanza el tiempo evolucionamos y con la rutina dejamos de ser nosotros mismos, nos dejamos envolver, entonces es bueno dedicarnos a nosotros un tiempo para poder saber reintegrarnos al mundo. Lo que he estado haciendo es enfocarme en el hoy, eso es lo importante, dejar de preocuparme por el futuro y pensar que sólo lo que tengo es hoy y lo que estoy haciendo hoy es lo que puedo controlar. Todo lo demás es fantasía, no ha sucedido y por estar pensando en eso dejo de vivir el presente porque entonces sólo estoy existiendo y no viviendo….

“You can destroy your now by worrying about tomorrow.”

¡Gracias por leerme! 

Este shooting también lo hicimos en Guanajuato enfrente de una Iglesia, usé una blusa de Zara, mis pantalones a la cintura de Rag&Bone y mis zapatos Valentino (cero funcionales para caminar en Guanajuato pero los amo jaja) y una bolsa Dior Vintage.

rsz_22rsz_25rsz_28rsz_26rsz_32