rsz_bettina_l2_12

Fotos Ylenia (Ambitieuse)

Si me siguen en Instagram, pudieron ver que me fui a Europa casi 3 semanas, la idea principal del viaje era seguir a España en la EURO 2016, pero logramos ver pocos partidos, al final ha sido una de las experiencias más padres de mi vida. No soy futbolera, pero estar ahí ver la afición de la gente, la diversión máxima de las porras, y toda la pasión que se vive por ese deporte, me encantó, sin duda lo recomiendo. Me fui con mi hermana y mi cuñado y Daniel obviamente jajaja; recorrimos varios lugares, la verdad es que ya que estás del “otro lado del charco” hay que aprovechar y eso fue lo que hicimos.

Les quiero dejar una lista de lugares que vale la pena visitar en los sitios a dónde fuimos, además de por supuesto todo lo turístico que siempre es padre recorrerlo; un tip de cómo recorrer Roma en 1 día y lograr ver todo y la maravilla de viajar en crucero. Espero les guste.

Primera parada: PARÍS

París creo que fue mi favorito, ya una vez les hice un post sobre los lugares a dónde deben ir, y el recorrido que hicimos Daniel y yo hace 4 años, esta vez les dejo los lugares que me recomendó una amiga que vive allá, un poco más locales y muy bonitos.

Les pongo la lista de referencia que ella me dio:

  • Manko, nuevo restaurante de Gastón Acurio en Avenue de Montagne, un bar muy bonito y atrás tiene un cabaret. En el techo del mismo edificio está la Maison Blanche con vista a la torre.
  • Cena en Les Ombres en el museo de Quai.
  • La Mangeorie en la zona de Le Marais.
  • Angelina, para desayunar y probar el chocolate caliente.
  • Caminar por la zona de Palais Royal, Place des Victoires, Montergueil, donde hay miles de restuarantitos y calles boitas.
  • Lugar muy local para desayunar Moulin de la Vierge enfrente de Notre Dame des Victoires.
  • Desayuno típico parisino: Claus 
  • Uno de mis favoritos que me encantó y se los súper recomiendo: Trés Honoré en la Place du Marche St Honoré.

También les dejo estos que no son tan locales pero sí un must: Hotel Costes, Café Di Fiori, L’Avenue.

Segunda parada: NIZA

Tenía años de no regresar a Niza, la primera vez que fui tenía como 16 años en un curso de verano de Historia del Arte, que tomé muy padre dónde nos explicaban todo en los museos, una experiencia súper bonita. Pero no recordaba que estuviera tan increíble este lugar. Llegamos a un hotel justo enfrente de la fan zone (dónde podías entrar a ver los partidos de la EURO y disfrutar el ambiente al máximo), y en la parte del centro de la ciudad. Nunca tomamos taxi, más que para ir al estadio, pero caminamos a todos lados.

El primer día tomamos un tour en un mini tren (Le Train Turistiques de Nice) que sale de la Plaza Massena dónde nos enseñaron las partes principales de Niza hasta el castillo con una vista increíble, caminamos por las callecitas llenas de tiendas y restaurantes. Comimos en un lugar súper rico que se llama La Petite Maison con mesas en la terraza, un clima delicioso y un ambiente muy muy padre, de verdad se los recomiendo.

Al día siguiente nos fuimos a Cannes en tren, hicimos 20 minutos y el boleto costaba 6 Euros ida y vuelta. También recorrimos Cannes caminando, entramos al casino, obvio nada más a ver porque las mesas son carísimas, y de ahí fuimos a un restaurante que se llama Café de París dónde venden una sopa de cebolla buenísima y escargots que no deje de comer en todo el viaje. Pidan mesa en la terraza, tiene una vista muy padre al casino y al centro de Mónaco, estuvimos caminando y viendo las tiendas.

El último día en Niza, caminamos por toda la playa, la verdad el clima estaba un poco fresco entonces no pudimos disfrutar mucho de la playa porque estaba helada, pero recorrimos varios clubes de Playa. Los mejores son: Castel Plage, Blue Beach,  Hi Beach y Beau Rivage. 

Tercera Parada: BURDEOS

Viajamos como 8 horas en tren de Niza a Burdeos, ahí rentamos un departamento por Aribnb súper bonito, era como un lofm de dos señores que rentaban su casa de vez en cuando, tenía hasta jacuzzi en la terraza. Ese día llegamos muy tarde, sólo cenamos y dormimos, pero al día siguiente nos levantamos para ir al centro, caminar por las calles y prepararnos para ver el juego. No tuvimos mucho tiempo de disfrutar la ciudad, pero les dejo unas recomendaciones de mis amigas Frida y Kahlo, una de ellas está viviendo ahí.

  • Restaurantes: L’Entrecote, Le Bistrot du Fromager (lugar de quesos y vino), brunch los Domingos en Le Magasin General.
  • Lugares para conocer: el Gran Teatro, Parc Jardin Public, el rooftop Mama’s Shelter, Rooftop del Hotel Bordeaux, Cité de Vin (museo del vino con toda la historia sobre el vino y pueden disfrutar de una cata), Darwin (una zona muy hipster), librería Mollat impresionante, Place de la Bourse, le Mirror d’Eau (el espejo de agua, un lugar que vale la pena conocer especialmente en la noche), Gare St. Jean y por supuesto el estadio de fútbol.

Cuarta Parada: VENECIA

Creo que Venecia es uno de los lugares más bonitos donde he estado, también uno de los más complicados para llegar, todo está rodeado de agua que deben tomar taxis de agua para acercarte de donde están los hoteles, a menos que inviertan un poco más y lleguen a los hoteles directo del canal jajaja, no fue nuestro caso. Nos quedamos en un departamento que también rentamos por Airbnb, la verdad no me gusta hablar mal de algo, simplemente si no me gusta no menciono nada; pero tuvimos una muy mal experiencia en este depa, la corredora nos prometió una cosa y nos dieron algo totalmente diferente y cuando nos quejamos nos pusieron una queja en Airbnb de que no habíamos respetado las reglas de la casa. Sólo tengan cuidado cuando renten, siempre vean los reviews de la gente y si todo está de maravilla también puede ser señal de que esconden algo.

En fin, estuvimos dos días en Venecia, aquí simplemente les recomiendo caminar y caminar, lugares ricos donde comer hay muchísimos, visiten la plaza de San Marcos y la catedral, el puente Rialto (que por ahora está en renovación), recorran cada rincón, entren a las tiendas locales hay muchas cosas que ni se imaginan que les puede gustar y a muy buen precio, y si pueden, salgan a correr a la orilla del canal, es increíble la vista que pueden tener.

De restaurantes les recomiendo: el Rooftop del Hotel Bauer, Restaurante Raffaelle. 

Quinta Parada: CRUCERO

Esta es la tercera vez que voy a un crucero, si aún no lo han intentado, les juro que vale muchísimo la pena; es una forma de conocer muchos lugares sin tener que pasear maleta y conseguir boletos de avión o de tren por todos lados. El crucero que tomamos fue de la línea Celebrity Cruises es la única que he tomado porque me ha encantado cada vez más, la comida es buenísima, todo está siempre renovado, en fin, se las recomiendo. Si han probado alguna otra que valga la pena, díganmelo para tenerlo en cuenta.

En fin, fuimos a dos lugares de Croacia: Sadar y Montenegro, Sadar es un pueblito bonito pero que no se recuperó muy bien de la guerra, fue bombardeado en la segunda guerra Mundial por lo que el lugar es un poco austero. Montenegro me sorprendió, es un pueblo medieval amurallado, muy muy hermoso, de verdad de película. Estos dos lugares fueron los primeros que visitamos, después tuvimos un día en altamar, súper disfrutado pues no hay más que hacer que descansar y comer jajaja. Además de que me di un descanso de la tecnología, también muy necesario de vez en cuando.

La tercera parada del crucero fue en ROMA, como sólo íbamos a estar un día, tuvimos que contratar a una guía que nos ayudó a recorrer todo Roma en menos de 8 horas. La contratamos desde un mes antes (si alguien quiere su teléfono me manda un mensaje y se los paso), pues ella pasó por nosotros a la ciudad de Civitavecchia, el puerto donde desembarca el crucero y de ahí manejamos a Roma por casi 2 horas.

Les cuento nuestro recorrido para que vean que en un día si pueden conocer gran parte:

  • Llegamos al Coliseo Romano, dónde solamente nos bajamos a tomar la foto y conocer un poquito de la historia, no pudimos entrar porque es tiempo no nos alcanzaba.
  • La Iglesia de la Verdad, justo por el Coliseo está una Iglesia con una cara donde tiene un agujero en la boca, dicen que si eres un mentiroso y metes la mano, podrías quedarte sin ella, jaja.
  • Foro Romano, en el carro subimos como a una de las colinas de Roma y pudimos ver desde arriba todo el Foro Romano y de ahí caminar hacia el Palacio de los Conservadores y Senadores, el museo Capitolini, donde está una loba con Rómulo y Remo.
  • Seguimos caminando hacia la Basílica de Santa María Aracoeli y el Altar de la Patria. 
  • De ahí tomamos de nuevo el carro para ir al Vaticano, la persona que contratamos ya nos había comprado los boletos por lo que evitamos una fila gigante y entramos luego luego. Ahí primero pedimos unas bendiciones papales, después entramos a los museos donde nos explicó lo más importante, fuimos a la Capilla Sixtina y terminamos en la Basílica de San Pedro. 
  • Al salir del Vaticano, fuimos caminando hasta el Castillo de Sant’Angelo, uno de los lugares más interesantes para mi, está conectado con un pasaje desde el Vaticano donde el Papa podía escapar en caso de ataque. Si vieron las película de Ángeles y Demonios, les va a encantar.
  • Ahí volvimos a tomar el carro y nos dejó en el centro donde caminamos por todas las calles recorriendo los lugares más interesantes: Fontana di Trevi (si tiras una moneda es para regresar, si tiras dos encontrarán el amor y si tiras tres es para divorciarse jajajaj, entonces sólo tire una y hacia el lado izquierdo), El Panteón de Agripa, Plaza Navona (donde deben comer gelatos) y la Plaza de España (donde comienzan las tiendas jaja).

Esto fue todo nuestro recorrido, al terminar volvimos al barco donde casi no llegamos jajajaj, no pudimos pararnos a comer en ningún lugar pero pudimos ver de las cosas más importantes de la ciudad. Si quieren ver recomendaciones de donde comer les dejo el link del post que les escribí hace dos años cuando fui a Roma por 4 días.

La cuarta parada del crucero fue FLORENCIA, una ciudad muy muy bonita y muy romántica, la verdad no pudimos ver mucho pero lo que hicimos fue rentar un carro justo donde desembarcó el barco y manejar por 1 hora a Florencia. Ahí estuvimos caminando, entramos a la Catedral Duomo Santa María del Fiore, vimos las Puertas del Paraíso, pasamos por el Palazzio Vecchio y de ahí al famoso y hermoso Ponte Vecchio. Tomamos fotos, y tratamos de ver El David en la Galería de la Academia pero fue imposible, estaba muy lleno de gente y si hacíamos la fila podíamos perder el crucero, entonces nos regresamos. Pero antes de llegar al barco, decidimos visitar Pisa, nos bajamos en la Torre de Pisa, tomamos fotos y regresamos. Tampoco tuvimos tiempo de comer en algún lugar rico, pero les recomiendo Café

La quinta parada fue TOULON, un pueblo naval en Francia, muy cerquita de Marsella, estuvimos muy poco tiempo, nos volvimos a subir a un tren que nos llevó a recorrer toda la ciudad, caminamos, compramos un poco y nos fuimos de regreso a disfrutar las últimas horas del barco. Me hubiera gustado ir a Marsella, pero ya será en otra ocasión.

Sexta Parada y última del Viaje: BARCELONA

Nos arrepentimos muchísimo de sólo haber dejado dos días para estar en Barcelona, es sin duda una de las ciudades más bonitas que he visto. Hay de todo, está la playa, están las tiendas, museos, es una ciudad cosmopolita para mi gusto y muy muy padre. El primer día fuimos a la Sagrada Familia, se los juro que es impresionante verla, hay tanta belleza en ese lugar que no creerían que existe, aún no acaba de ser construida, ya han pasado muchos años y sigue en construcción.

Lo que hicimos fue tomar un camión de esos rojos que te llevan por todos lados y te puedes subir y bajar a tu antojo, entonces dado el tiempo limitado que teníamos en la ciudad, todo el día nos la pasamos ahí. Después de la Sagrada Familia, fuimos al Parc Gueil, también diseñado por Gaudí, ahí no pudimos entrar porque no compramos los boletos con anticipación. Pero pudimos caminar un rato por los jardines, que también valen mucho la pena.

Después nos fuimos a la Casa Batlló, que estaba justo al lado de nuestro hotel en la calle Paseo de Gracia, una de las más bonitas para ir de compras. Ir a Casa Batlló, también diseñada por Gaudí, es toda una experiencia, me dieron un dispositivo donde podía ver cómo estaba la casa amueblada por dentro y en qué se inspiró Gaudí para hacer las cosas que hizo, un hombre que de verdad tenía una visión impresionante. Para mi gusto, muy extraordinario porque estaba muy avanzado a su época, veía cosas que estoy segura nadie más lo hacía.

Al terminar nuestro recorrido turístico, fuimos a un restaurante que les recomiendo mucho: Martínez. El lugar está padrísimo, con una vista impresionante del puerto, lleno de yates; comida deliciosa, patatas bravas, paella, jamón ibérico, etc.

Al día siguiente, aprovechamos para disfrutar de la ciudad mucho más tranquilos, fuimos a la Plaza Catalunya, entramos al Corte Inglés, donde compré unas alpargatas súper bonitas de Castañer, y caminamos por las Ramblas. Comimos en un lugar muy muy padre que se llama El Nacional, un hot spot muy recomendado con muchos distintos tipos de comidas, es como un mercado gourmet pero muy muy nice jajaj, se pone muy bien sobre todo de noche para ir a tomar algo y pasar un buen rato con amigos.

Pues aquí terminó nuestro viaje, se los juro que cada vez que viajo es increíble lo mucho que te da, no sólo en la experiencia de vida, si no que abres muchas posibilidades en tu mente para convertirte en una persona distinta, en una persona que puede vencer cualquier cosa. No pongan de pretexto el dinero, yo sé que no siempre se puede, pero si realmente quieren, sí hay manera. Ahorren lo más que puedan, no compren cosas mejor inviertan en experiencias, los harán mucho más ricos en innumerables maneras. San parte de su propia evolución, no se queden donde están, salgan de su zona de confort y luchen por lo que quieren, si no les gusta estar donde están entonces hagan algo por cambiar su situación. De verdad que nadie es más suertudo que otros, simplemente los que arriesgan tienen más posibilidades de llegar más lejos, tomen riesgos y denle vida a su vida.

¡Gracias por leerme!

Estas fotos fueron tomadas en un café de París, en una mañana antes de que el tumulto y el bullicio Parisino llegara a las calles. Ylenia, me encantó conocerte, gracias por estas fotos tan bonitas y muchas felicidades por tu trabajo.

rsz_bettina_l2_2 rsz_bettina_l2_3 rsz_bettina_l2_4 rsz_bettina_l2_5 rsz_bettina_l2_6 rsz_bettina_l2_7 rsz_bettina_l2_8 rsz_bettina_l2_9 rsz_bettina_l2_11 rsz_bettina_l2_13 rsz_bettina_l2_14