“Just when you think you know love, something little comes along to remind you just how big it really is.”

Una vez un amigo me dijo hace mucho tiempo que ser mamá es el duelo más grande que una mujer puede tener en su vida. En ese momento no entendía muy bien lo que estaba pasando, pero ahora voy entendiendo un poco más…

Creo que como mujer comenzamos este duelo de la vida desde que nos enteramos que estamos embarazadas, el coo decirle a tu esposo / novio / amigo, el dejar de comer y tomar cosas, el dejar de movernos como acostumbramos, el dejar de sentirnos como nosotras mismas… Cada paso, cada día, cada semana se convierte en un duelo más; que incluso ya estoy empezando a vivir en muchos aspectos de mi vida, pero estoy segura vale la pena al mil por ciento.

Algo que amé de sus mensajes es que me dijeron que nunca conoceré amor tan grande como el que voy a conocer el día que nazca mi bebé, y estoy segura que así será, pero aún así no puedo evitar este remolino de emociones que me llena la cabeza y el corazón.

Y la verdad es que muchas de las experiencias que me han contado, no son las más confortantes jajaja, entre las quejas del esposo, de la guerra que dan los niños, del no dormir y del no poder salir, viajar y disfrutar al antojo jajaja menos se me antojaba tener bebés; pero al final todo es parte de lo mismo…

Creo que son cosas que a veces no nos atrevemos a decir porque nos da miedo incluso pensarlas, les juro, que obvio tengo miedo que mi vida cambie por completo, que mi relación con Daniel no sea la misma de siempre, tenía pavor de decirle a me jefa porque sabía que me iban a tocar menos clases una vez se supiera, que no llegue a ser la madre que quiero ser, que mi trabajo se convierta en ser mamá de tiempo completo… y todo esto sin dejar de lado todas las preocupaciones que me invaden cuando pienso en si algo pudiera salir mal durante el parto o incluso en el embarazo mismo, uno escucha tantas historias de vida que es inevitable sentirlo o pensarlo.

Daniel siempre dice que soy una mujer muy negativa, creo que más bien muy estresada jajaja, me preocupo de más por las cosas, me preocupo por cosas que ni aún pasado, por cosas que no puedo controlar, por muchas cosas que realmente no tienen ni siquiera sentido y creo que todo eso que escribí en el párrafo de arriba es consecuencia de lo mismo. Estoy aterrada por cosas que aún no pasan y que en muchas, tengo que el poder de decidir cómo quiero reaccionar ante ellas.

En fin dejando todo lo negativo a un lado. La verdad no tengo nada más que decir que GRACIAS, gracias a la vida porque sé que en estos tiempos quedar embarazada es de lo más difícil, nosotros tuvimos muchísima suerte porque aunque si lo estábamos esperando, nunca tuvimos que someternos a ningún tratamiento ni a nada, simplemente pasó y pasó en el mejor momento de nuestras vidas.

Siempre he sido fiel creyente de que las cosas pasan por algo y en este caso aún más, cada momento cada situación que Daniel y yo hemos pasado ha sido perfecta, no pudimos haberlo planeado mejor.

Estamos nerviosos obviamente, muertos de miedo en ocasiones, pero sobre todo estamos sumamente felices y agradecidos por esta bendición tan grande que ha venido a iluminar nuestras vidas. Sabemos que no será fácil, que habrá muchísimos cambios en nuestro estilo de vida, que nunca sabremos realmente cómo ser papás hasta que lo intentemos, y que todo es parte de un proceso que durará muy poco, cada paso, cada palabra, cada cosa nueva que esta bebé haga será temporal porque siempre vendrán cosas y experiencias nuevas y estoy segura que nunca dejará de sorprendernos.

Les contaba en instagram que Nueva York cambió nuestras vidas, para nosotros como pareja NY ha sido una parte fundamental de nuestras vidas, aquí me dio el anillo Daniel, inspirado en la película Serendipity (me hizo un rally por toda la ciudad y acabó en el piso 23 del hotel Waldorf Astoria, cada uno de sus amigos y mi primo, estaban en un punto diferente y yo seguía instrucciones en cartas que ellos me hacían llegar con extraños, y cada lugar representaba algo de la película, el café de Serendipity, Bloomingdale’s, Central Park, y el hotel), aquí vivimos nuestros primeros años de casados llenos de experiencias y numerosas risas, aquí encontré mi vocación y la pasión por mi trabajo, aquí hicimos grandes amigos, aquí crecimos como seres humanos y como pareja maduramos, y aquí se hizo baby jajajaja, como ven es un gran milestone en nuestras vidas.

NY representa para nosotros más que una ciudad, representa vida, amor, amistad, felicidad, y sobretodo magia…

Gracias por leerme, gracias por leer mis miedos, mis inquietudes, mis palabras de embarazada primeriza jajaja, pero sobretodo gracias por estar conmigo en esta nueva etapa, porque a pesar de ser tan extraordinaria, será un gran comienzo de un amor incondicional que jamás daré por hecho.

¡Gracias por leerme! Les mando millones de besos por tan bonitos mensajes que me han escrito y compartido, LOS AMO…