Muchas me preguntaron por instagram acerca de lo que tenía o más bien tiene Dominica, que es algo completamente común pero que es muy difícil detectarlo. Cuando nació Dominica todo estaba perfecto, hasta que llegamos a casa, comer de mí para ella era muy difícil, se salía llorando, se jalaba, no se quedaba tranquila y yo pensaba que todo era mi culpa. Acudí a muchas asesoras de lactancia y todas me decían que yo estaba haciendo todo perfecto, que a lo mejor así ella iba a comer siempre.

Pero yo sabía que algo no estaba bien, yo sabía que no era normal que ella se jalara llorando de mi pecho y que no pudiera seguir comiendo, además como reloj, cada que comía, dos horas después lloraba demasiado durante media hora. Me decían que eran cólicos, pero yo también estaba segura que había algo más.

Decidí aceptar este camino y entender que así era ella, pero cuando cumplió 5 semanas, los episodios de llanto fueron más intensos, se le oía como un ronquido en la garganta, se arqueaba mucho la espalda y no estaba feliz en ningún momento, empezó a rechazar más mi pecho y ahora también las mamilas. Fue cuando realmente pedí ayuda porque no era NORMAL.

Una Dra de Irapuato me ayudó luego luego, me hizo varias preguntas, y se dio cuenta que Dominica tenía reflujo. No todos los bebés que tienen reflujo, vomitan; y esto me costó entenderlo. Dominica no vomitaba, pero se le venía la comida y luego se la tragaba, entonces le ardía al salir y le ardía de nuevo cuando se la tragaba; de repente cuando comía se le oía como si estuviera tragando una piedra y verla sufrir no fue nada fácil. Yo sentía real que se me iba a morir porque podía llegar un día en que no quisiera comer, y si no come no crece. Imagínense mi miedo, era terrible.

Me enviaron medicamento, Nexium mañana y tarde, Libertrim para los cólicos, bio gaia que son probióticos y aprendí a darle de comer de una forma distinta. Aquí les digo los tips que yo les recomiendo que me funcionaron muy bien.

  1. Dale de comer más parado, pero ojo, no sentado porque eso les hace tener más dolor en su panza, sólo medio acostado.
  2. Después de que coma, mantenlo 30 minutos contigo parado o repitiendo para que la comida llegue hasta abajo.
  3. Siempre repítelo cada que coma 1 o 2 onzas y luego sigues intentado.
  4. Usa un colchón inclinado que puedas poner abajo de su colchón de la cuna para que duerma un poco más levantado.
  5. No uses ropa muy ajustada en su panza, eso les da un poco más de dolor, yo siempre uso tipo jumpsuits.
  6. Cambia el pañal antes de que coma, porque si hace después no la podrás cambiar hasta que pasen 30 minutos.
  7. Nunca lo acuestes totalmente en el piso, usa cojines que ayuden a levantarlo tantito para que se sienta mejor.
  8. El chupón se convirtió en mi mejor aliado, cuando se sentía muy mal comiendo, le daba el chupón para calmarla tantito y entonces seguía intentando. Había veces que tardaba hasta 1 hora intentando que comiera.
  9. No sobre alimentes, dales tiempo para que se sientan satisfechos.
  10. JAMÁS JAMÁS JAMÁS leas cosas en internet que te alimentarán de miedos y frustraciones, al contrario busca grupos de ayuda y te harán sentir que no estás sola.

Siempre recuerden que es un proceso que pasa, así me decían muchas amigas y yo pensaba pues ya que pase, pero una vez que aprendes a vivir con esto te das cuenta que hay que disfrutar todos los momentos, bueno y malos, porque nunca regresan, toma fotos de todo, yo por vivir en el miedo me olvidé de disfrutar, pesaba cada pañal, tomaba fotos de las popós en lugar de su carita porque tenía pánico que algo saliera mal, de verdad es una etapa que pasa. Yo aún la sigo viviendo, Dominica está mucho mejor pero no al 100 porque sé que todo es cosa de madurez, tanto su alergia como su reflujo. A mi lo que más me funcionó fue usar una leche que se llama NEOCATE, una leche a base de aminoácidos que no tiene nada de proteína de leche. Recuerden que para saber que una fórmula funciona deben esperar 2 semanas completas, de lo contrario estarían cambiando algo sin saber si está haciendo su trabajo.

Dominica fue a varias sesiones con un quiroprático y funcionaron de maravilla, él me decía que todo está conectado con el sistema nervioso, que cualquier cosa que impida que la señal llegue bien al cuerpo hará que no mejores. Lo que hacía él, era quitar cualquier bloqueo que Dominica pudiera tener debido a su parto para que todas las señales se manden correctamente y pueda mejorar sin problema. Sólo tengan cuidado que se alguien que se especialice en bebés, si no puede ser my peligroso.

Espero les haya servido este post, yo acudí a muchas amigas que me dieron sus consejos y me hubiera encantado leer más sobre el tema de alguien que ya lo vivió, por eso quise compartírselos.

Las botas que traigo fueron lo más cómodo durante mi viaje, porque son altas pero no se sentían como tacones, las pueden encontrar en Westies.

¡Gracias por leerme!