Quería designar un post específico para mis looks de Kate Spade New York, porque siento que no hay mejor lugar para el feeling de la marca que esta ciudad tan increíble.

Para uno de los días usé un vestido totalmente Kate Spade, muy femenino, lleno de flores, colores vivos, pegado de arriba pero con un toque de vuelito desde la cintura. Me encanta Kate Spade porque aunque cada temporada sus diseños mantienen el mismo feeling de la marca, cada uno tiene algún detalle que lo hace especial, único y divertido.

Este vestido lo usé con unos tacones de color claro, no quería que resaltaran más que el vestido, y unos bolsa negra con toques de color también de Kate Spade. Después de un rato y de caminar mucho, cambié los tacones por tenis y aún así el look siguió igual de bonito, es lo padre de la marca que no pierde esa femineidad que tanto me gusta.

Las fotos las hicimos unas horas antes del show que ya les platiqué en posts pasados.

Para el segundo outfit de Kate Spade, usé un vestido negro, que a pesar de que se veía sencillo, creo que su versatilidad fue lo más bonito. Decidí usarlo con unos zapatos tipo zapatillas, una chamarra de mezclilla y una bolsa roja para darle un poco de color al outfit.

El vestido me gustó mucho porque su textura era diferente, arriba un poco liso con los estoperoles y abajo plisado lo cual de la daba un poco más de movilidad.

Recuerden que no necesariamente tenemos que usar tacones para vernos elegantes, hay muchas formas de hacer que un vestido pueda tener mil facetas que se ajusten a nuestra personalidad.

Espero  les hayan gustado los looks que armé de Kate Spade, y las fotos que les dejé.

¡Gracias por leerme!