Fotos de Alfonso Ramza

“El problema con los cuentos de hadas es que crean desilusiones y roban realidades…”

Tengo un tiempo sin escribirles, se los juro que trataré de hacerlo más seguido. Muchas veces me pregunto si mi vida ha sido como un cuento de hadas, sí he tenido la “suerte” de poder hacer mil cosas, sí he sabido valorar lo que la vida me ha dado, y créanme me ha dado demasiado.

Y no es que mi vida sea perfecta ni tampoco es que hasta ahora haya sido fácil; muchas veces en Instagram o en redes sólo contamos lo bonito de nuestra historia pero olvidamos los detalles de la vida que nos dan un jalón terrible hasta el piso. Simplemente siento que he tenido demasiada suerte en muchas cosas, he fracasado en miles, y he aprendido en otras tantas.

Pero este post quería dedicarlo al amor, y no al amor hacia una pareja, si no al amor propio. El otro día con una amiga estábamos hablando justo de esto, de lo difícil que es tener en armonía todo lo que nos rodea, nuestra persona, nuestra mente, nuestro corazón, nuestra razón, nuestro sentir, ¡todo! Y sobretodo lo complicado que es ¡¡¡AMAR!!!

Creo que muchas veces tenemos mal el concepto de AMOR, vemos tantas películas, soñamos con amores perfectos, con príncipes azules que realmente no EXISTEN; que nos olvidamos del verdadero sentir de AMAR A ALGUIEN. Amar a alguien es primero amarse a uno mismo, si no saben amarse, nadie será suficiente, nadie nunca logrará abrir ese corazón hacia infinitas posibilidades.

Y sí aunque los príncipes azules no existan, es necesario ¿dejar de creer en esa clase de amor que viene a revolcar tu vida entera? Créanme que después de besar miles de sapos (si la verdad fui súper noviera jajaja), después de pasar por una relación tormentosa (que estoy segura muchas pasamos por eso) y encerrarme en mi casa porque seguramente NUNCA JAMÁS iba a volver a estar con alguien; pude entender que el amor llega cuando menos se lo esperen, cuando menos lo estén buscando, cuando ESTÉN BIEN Y EN ARMONÍA CON ustedes mismos y que todo lo demás llegue por añadidura.

Hoy después de 10 años de estar con mi esposo, sigo creyendo en los cuentos de hadas, si aún no me conocen, sí soy súper cursi. Y no en un cuento de hadas tipo los de Disney que las princesas a los 15 años conocen al amor de su vida y se casan después de salir con el príncipe 2 veces jajaja; ¡no! un cuento de hadas distinto, un cuento de hadas mágico, que después de pasar por terribles circunstancias se dio de la forma más increíble que haya vivido.

Mi esposo no es perfecto, yo mucho menos, pero llevamos una vida en la que cada quien tiene su mundo, cada quien tiene su historia y la compartimos de diferentes formas. Somos dos personas compartiendo dos vidas distintas, jamás hemos tratado de juntarnos a una vida misma porque no tiene sentido. En el momento en que dejan de ser quienes son  por la otra persona, es cuando el cuento de hadas se convierte en un infierno.

Y no es que sea experta en este tema, se los juro que no quiero sonar así, sólo quiero que no sean tan pesimistas cuando se habla de amor; no quiero que dejen de soñar que existe un mundo de felicidad RELATIVA, porque todo es relativo en este mundo. La felicidad no está en el príncipe, está en nosotros mismos y en la forma en que veamos la vida que nos toca vivir. 

Sáquenle jugo a esa vida, trabajen en perseguir sus sueños, sí sueñen lo más que puedan, aunque la realidad sea totalmente distinta, no podemos vivir en la amargura de la misma. Trabajen por cambiar su vida si es que no les gusta, aprovechen cada momento que tienen para ser felices, Y SOBRETODO dense cuenta de lo importante que es creer en algo… si no son los cuentos de hadas, entonces en otra cosa, la desilusión si es gacha, es odiosa; pero creo que la amargura es peor, y al menos esa creencia tan poderosa nos da un poco de esperanza y luz.

Les dejo unas cositas para que nos recordemos todos los días:

  1. ÁMATE A TI MISMO
  2. DEJA DE ESPERAR AL PRÍNCIPE AZUL Y PONTE A TRABAJAR EN TU FELICIDAD
  3. DEJA DE ESPERAR EL MEJOR MOMENTO PARA APROVECHAR LA VIDA, LA VIDA ES AHORA
  4. NO BUSQUES LA FELICIDAD EN ALGUIEN MÁS, LA FELICIDAD ESTÁ EN TI.
  5. PERMITETE LA POSIBLIDAD DE SEGUIR SOÑANDO.
  6. NUNCA PERMITAS QUE ALGUIEN MÁS SEA EL PROTAGONISTA DE TU PROPIA VIDA.
  7. ABRE TUS OJOS EN TODO MOMENTO Y APROVECHA AL MÁXIMO LOS DESTELLOS DE FELICIDAD QUE TE DA LA VIDA.
  8. NUNCA DEJES DE SER TÚ MISMO.

¡Gracias por leerme!

Los quiero….

OUTFIT:

  • Falda: NORDSTROM RACK (SÚPER DESCUENTO)
  • TOP: OYSHO
  • Chamarra: SAKS FIFTH AVENUE
  • Bolsa: CALLL IT SPRING
  • Zapatos: SPERRY