Fotos de Alfonso Ramza

“Normality is a paved road: It’s confortable to walk but no flowers grow.” – Vincent Van Gogh

“Do ordinary things with extraordinary love.” – Mother Teresa

“Aging is an extraordinary process where you become the person you always should have been” -David Bowie

“Sometimes it’s good to be scared. It means you still have something to loose.”

Oigan ando bien cursi hoy, o bueno melancólica, jaajaajaj, no sé por qué. Pero en este Feeling Friday, quiero hablarles sobre la aventura de querer vivir una vida extraordinaria, el creer que nunca lo vas a lograr y lo mucho que no valoramos lo que tenemos.

No sé por qué me puse a pensar en lo mucho que soñamos y queremos alcanzar en nuestras vidas, lo mucho que trabajamos para lograrlo, lo mucho que dudamos en lograrlo y también lo mucho que nuestra mente juega con nosotros para día a día tener que convencernos de que lo que estamos haciendo es lo mejor que podemos hacer.

Les juro que últimamente he estado como muy temerosa, siento que una vez que trabajas tanto por lograr alguna meta y comienzas a cumplirla, viene el temor más grande de todos: “¿qué pasa si no soy lo suficientemente buena para cumplir con lo que debo?” Empiezan las dudas, empiezan las ganas de decir, chance me hubiera quedado en mi casa sin hacer nada jajaja. Ay no sé pero se los juro que el miedo es lo que más me vence.

El otro día estaba viendo una película, que me hizo pensar mucho sobre si de verdad sólo fantaseamos con vivir una vida extraordinaria o de verdad la queremos, o si al final nuestra vida “normal” es lo más extraordinario del mundo.  Muchas veces damos por hecho la vida que llevamos sin darnos cuenta que ya es demasiado buena, que ya es digna de ser admirada por muchísima gente. Esa vida normal que a veces despreciamos, es la vida que nos hace recordar ls pequeñas cosas que mueven nuestro corazón pero sobretodo nuestro universo de formas inexplicables.

A veces siento que ya que estamos donde hemos luchado tanto por llegar, nos paraliza el miedo y de pronto vienen las dudas y viene todo lo negativo que comenzamos a creernos, bien dicen que lo más difícil no es llegar si no mantenernos. Es como cuando están a dieta, bajamos y todo súper bien pero lo más difícil es quedarnos en ese peso, porque entonces o pasa que ya creemos que estamos bien y comenzamos a ser más descuidados o todo lo contrario, nos da pavor no poder quedarnos ahí que comenzamos a tener los pensamientos más negativos del mundo y todo se viene abajo.

Creo que lo más importante es nunca dudar de nosotros, siempre tener claro que no podemos compararnos con los demás, que cada quien tiene su lucha y sus oportunidades y si por algo no pasó lo que querían o no lograron algo, es porque así estaba destinado a ser y porque seguramente algo mucho mejor o al menos diferente estará esperándonos. Pero recuerden que el momento es ahora, disfruten también de la derrota, disfruten de todo lo que pueden aprender de ella.

¿Cómo se sienten este viernes? Yo la verdad me siento con miedo, todos los días algo me preocupa, pero mientras no haga algo por eso no puedo dejar de sentir ese miedo. Así que me prometo a mi misma, dejar de tener miedo, confiar más en mí, en mi trabajo, en lo que he logrado y comenzar a tomar las riendas de esta vida tan extraordinaria que ya tengo y que siempre he tenido.

“Normal is the new extraordinary”

¡Gracias por leerme!

Mi look completo:

Blusa: TOPSHOP

Corset: ZARA

Lentes: ZARA

Falda: ZARA

Zapatos: ZARA

Bolsa: KATE SPADE